Coaching Luisa Jiménez Carmona logo

 

Luisa Jiménez

 

Peritaciones e informes Judiciales en psicología

INFORMES PERICIALES PSICOLÓGICOS EN VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO

INTRODUCIÓN : EL INFORME JUDICIAL EN VIOLENCIA DE GÉNERO Y MALOS TRATOS

Nos vamos a centrar en las pruebas periciales que se suelen proponer y practicar en procedimientos de familia y de violencia de género. Por tanto vamos a abarcar procedimientos tanto civiles como penales.

 

La importancia de la prueba pericial quizá radica en que no sólo podemos utilizarla para acreditar aquello que es objeto del procedimiento sino que, además, nos puede ayudar a desvirtuar hechos relevantes en el mismo.

 

El informe pericial es el documento redactado por el perito, en el que se exponen las conclusiones obtenidas por el experto, tras la investigación de un caso mediante las técnicas específicas relacionadas con el área concreta de conocimiento de dicho profesional.

 

Se puede definir la pericia como aquélla actividad que, dentro de diversas áreas de conocimiento, se lleva a cabo por persona con un profundo conocimiento en la materia de que se trate, evidentemente no jurídica, con la finalidad bien de sustentar una pretensión al iniciar un procedimiento, bien de acreditar los datos o hechos que ya se han producido en un procedimiento ya iniciado o, como se ha expuesto con anterioridad, de desacreditar la procedencia de dicha pretensión.

El dictamen pericial elaborado por el perito constituye una de los medios de prueba legalmente establecidos en la Ley. Si nos encontramos en un procedimiento civil, se regula en el artículo 299.1.4º de la Ley de Enjuicimiento Civil.

 

El objeto del informe pericial es aportar al procedimiento la valoración de personas con los suficientes conocimientos científicos, artísticos, técnicos o prácticos para valorar hechos relevantes para resolver las cuestiones debatidas y que escapan del conocimiento de las partes, juez y fiscal, si lo hubiera, pues se encuentran fuera de los conocimientos jurídicos y también de los propios de una cultura media de la población.

 

Lo habitual es que el dictamen pericial se emita de forma escrita y, posteriormente, se ratifique en el acto del juicio a excepción de los procedimientos penales en los que es práctica habitual omitir dicha ratificación judicial en los casos en los que no se ha producido la impugnación del mismo por alguna de las partes. Es decir, si ninguna de las partes solicita la ratificación, ampliación o impugnación de alguna de las cuestiones, valoraciones o conclusiones que se contienen en dicho informe el mismo íntegramente se entiende como válido y así será valorado por el juzgador en relación con el resto de pruebas que se hayan practicado en el juicio oral.

La prueba pericial

La LEC posibilita a las partes que aporten pruebas periciales o que pidan al tribunal que designe perito, estableciendo un procedimiento para la designación de perito judicial, la aceptación del cargo, el momento en que debe ser presentado el informe dependiendo del tipo de procedimiento, etc

 

1. Guarda y custodia (idoneidad).
2. Efectos psicológicos de la separación y/o divorcio.
3. Revisión de medidas y régimen de visitas.
4. Certificados.
5. Negligencias médicas y secuelas psicológicas sobre ellos.
6. Adicciones, familias infantil etc.

 

En los procedimientos de familia

Entre estos procedimientos vamos a incluir todos los relacionados con las pretensiones de separación, divorcio, nulidad de matrimonio, adopción de medidas en relaciones de parejas de hecho, modificación de medidas definitivas, etc. ya sea competente para dicho procedimiento un Juzgado de Familia o un Juzgado de Violencia sobre la Mujer.

 

Normalmente en este tipo de procedimientos los informes periciales van encaminados a acreditar la mayor o menor idoneidad de alguno de los progenitores para ostentar la guarda y custodia de los hijos menores en procedimientos en los que se discute sobre ésta, el régimen de visitas, la patria potestad, etc.

 

En estos informes periciales se suele realizar una valoración conjunta de todos los miembros de la familia y de las relaciones que se establecen entre ellos. En estos informes periciales psico-lógicos, el perito habrá de especificar claramente el motivo por el que lo realiza, la metodología seguida, los antecedentes familiares y personales, la exploración objetiva a toda la documentación que se le acredite y valoración de los resultados obtenidos por todos los especialistas que le sumen a su cliente la valoración y daños. Como conclusion y en su caso, propuesta de tratamiento y/o intervención a realizar o medidas, de cualquier naturaleza que se considere imprescindible adoptar.

¡SOLICITA TU PRIMERA CONSULTA GRATUITA!

© 2021 Coaching Luisa Jiménez Carmona Todos los derechos reservados
Producido por BeeDigital